fbpx
 

Rosario: ‘Me siento una gitana negra’

Rosario: ‘Me siento una gitana negra’

enlace de la noticia: http://www.ar-revista.com/ocio/musica/rosario/rosario3

Su nuevo disco, Raskatriski,  tiene la base funky y rumbera que define el alma de la artista.

Vestida de negro, con chaqueta de cuero y el pelo alborotado, seña de identidad que refleja su alma rockera y su carácter, Rosario nos recibió, amable y parlanchina, para hablar de su nuevo trabajo, Raskatriski.  Una palabra que define los ritmos que bailaba de niña sobre una mesa al son de la guitarra de su padre.  Y en este caso, también le ha supuesto un modo de viajar con la música por los recuerdos de su infancia y su familia, porque ésos siguen siendo los motores que mueven a la cantante. El grito de su primer single es Estoy cambiando.  Y nosotros nos preguntamos, ¿será esto posible? 

Lo cierto es que nos resistimos a creer que Rosario pueda cambiar…  Creo que cada día lo hacemos un poco, y lo que quiero es que cambiéis conmigo, que no me dejéis sola. Ése es mi grito con una canción optimista que invita a ganar esta batalla que es la vida, a no quedarnos parados ni perdernos nada.

Eres la autora de la letra y la música de todos los temas de este Raskatriski,  ¿de dónde te viene la inspiración?  Me inspira la vida, los sentimientos, lo que siento y lo que veo, el día a día y, sobre todo, mis seres queridos. En definitiva, mi inspiración es un mejunje de mi vida.

“Cada vez que vuelves a mi lado todo parece cambiar, porque eres la luz de mis ojos, la que los hace brillar…” .  Es la letra de Como te quiero, uno de los temas, que parece contener la influencia poética de tu hermano.  ¿A quién está dedicada?  Pues a mi hija. En el fondo el tema ha salido del amor de madre.

¿Es cierto que Antonio Carmona y tu hermana Lolita colaboran contigo de vez en cuando con las letras?  Sí. Yo doy y cojo entre amigos y me voy enriqueciendo. Cuando algo no me sale, cuento con la gente que me rodea, que tiene mucho arte, y eso me ayuda a poder componer y a acabar mis canciones.

Soul, bossanova, gypsy funk… son algunos de los estilos que mezclas pero, ¿dirías que tu esencia sigue siendo la rumba catalana?  Sí, yo soy el ‘raskatriski’ porque mi esencia es la rumba catalana. Es mi punto de partida para mezclarla con ritmos más negros. Eso es lo que siempre he sentido y he querido hacer. Por eso digo que me siento una gitana negra o que James Brown era un gitano. Me identifico mucho con esos artistas y creo que voy por ese camino. También me gusta la música latina, como la bossanova o los boleros, toco un poco todos los ritmos calentitos, pero tengo esa base funky y gitana rumbera que es la que a mí me gusta.

De todos esos ritmos ¿cuál va más con tu forma de ser?  Todos. Tengo mucho temperamento, pero también soy muy dulce.

¿Y a la hora de bailarlos?  Bailar es algo que me encanta. Yo creo que habría sido una gran bailarina. Pero yo disfruto expresando mi música a través de mi pelo, mis manos, mi piel. Y es en los conciertos donde tengo mi templo y descargo toda esa energía que he sentido desde chiquitita. Siempre me he visto muy artista.

¿Seguirás sobre el escenario mientras el cuerpo resista?  Lo único que le pido a la vida es que me dé mucha garganta para cantar ya mayorcita.

¿De dónde sacas tu energía?  De la madre que me parió. Tú sabes la energía que tenía mi madre, que era un torbellino de colores.

¿Tienes algún tema favorito en este disco?  Es muy difícil elegir porque todos reflejan sinceramente mi verdad. Cada uno tiene su parte en mi corazoncito porque tocan diferentes sentimientos. Es más, creo que lo veré cuando sepa cuál es la canción que más llega a la gente, que será la que más regalos me dé.

¿Quién ha dicho que las Flores no saben cantar funky, como dices en uno de tus temas?  [Risas]. Eso lo digo yo: ¿quién lo ha dicho?, a ver… [ríe]. Ese tema (Gypsy Funky)  surgió una noche que estaba de broma con ‘mi niña’ Alba, la hija de mi hermano. No sé cómo salió esa frase pero me dije: “Pues voy a hacer un tema con esto”.

Dicen que la esencia latina y aflamencada son tus señas de identidad pero… ¿Rosario es mucho más?  Tengo alma de rockera. Me gusta partirme la camiseta, sudar y hacer música en vivo. Cuando me preguntan qué efectos especiales voy a usar en mis conciertos les digo que yo con mi pelo, mi baile y mi locura tengo suficiente. 

‘Sarandonga’, ‘raskatriski’… ¿los Flores tenéis vocabulario propio?  Podríamos hacer un diccionario [ríe]. 

¿Recuerdas aquella primera película, El taxi de los conflictos,  donde te vimos bailar con seis años?  De entonces viene el ‘raskatriski’.  Ése era el primer soniquete que escuché. Aprendí a bailar antes que a andar, así que me ponían sobre una mesa y al son de lo que me cantaba mi padre ya meneaba el culillo como lo hago ahora. 

¿A tus hijos les gusta escuchar y bailar la música de su mamá?  A mi hija le gustan muchas canciones mías e incluso las lleva en su ordenador. Me llama mucho la atención porque debería estar harta de mí [risas]. Y al pequeño le gustan las que son más heavies, las baladas no. 

El videoclip de la canción Estoy cambiando  se rodó en plena calle, en Madrid. Y todo el mundo se paraba. Tus seguidores te ven como alguien cercano, accesible. ¿Te gusta sentir el calor del público?  Claro. Hacía un frío horroroso, pero lo pasamos muy bien. Es cierto que se montó mucho revuelo, pero la gente es muy bonita conmigo. La verdad es que me siento muy querida.

¿De dónde viene ese cariño Creo que mi madre dejó una onda muy bonita de amor. España entera la quiso mucho. Fue muy buena persona y creo que a los González Flores nos quieren porque ven nuestra verdad, no tenemos dobleces.

El vídeo del que hablamos está dirigido por tu marido, Pedro Lazaga, ¿cómo es trabajar con tu pareja?  El cine es un mundo que él ha vivido desde pequeño (es hijo del director de cine Pedro Lazaga) y lo lleva en la sangre. Vive pegado a una cámara todo el día y le encanta. Además tiene mi vida entera, sabe cómo he compuesto las canciones y, como lo hace muy bien y me conoce mejor que nadie, hacemos los vídeos juntos porque es más fácil trabajar con gente que te conoce y con quien tienes confianza. De momento nos va estupendamente así, aunque esto no quiere decir que no pueda hacer un videoclip con otro director.

No Comments

Post a Comment