fbpx
 

Rosario hizo magia sobre el lago -La Nacion.com

Rosario hizo magia sobre el lago -La Nacion.com

Gerardo González V. gegonzalez@nacion.com 07:02 p.m. 20/03/2010

Con la pasión como su arma de encanto, la cantante española Rosario volvió a deleitar al público costarricense la noche del viernes durante el primer concierto masivo del Festival Internacional de las Artes.

 

 

Fue un dulce reencuentro al que asistieron unas 15.000 personas que no quisieron perderse detalle del baile y la energía que esta madrileña entregó en abundancia.

Hace dos años sobre este mismo escenario, la Tarima del Lago, de La Sabana, Rosario había salido triunfante y con el corazón cargado de aplausos. La historia se repitió.

A las 11:10 p. m., Rosario apareció desde la parte de atrás del escenario, vestida completamente de negro, decenas de collares y una boa de plumas blancas alrededor de su cuello.

Con el tema Como me la maravillaría yo, la artista irrumpió con gran energía para el deleite de los presentes que la colmaron con gritos y aplausos.

“¡Pura vida, señores!”, saludó la intérprete a los presentes. “No sé cómo deciros lo que me llena que estéis aquí con nosotros. Hace dos años fue una noche de magia y hoy va a ser igual”, agregó provocando aún más gritos entre los presentes.

“¡Te amoooooo, Rosariooooo!”, se escuchaba desde distintas partes de los alrededores del lago. Otros piropos también le llovieron a esta mujer de 46 años.

El desfile de sus éxitos siguió con Por tu ausencia, mientras el público se olvidaba del frío y los más animados se aventuraban a bailar sin perder la mirada de la tarima.

Con sus manos, Rosario los invitaba a ponerse de pie y después ella misma hacía pases flamencos que la gente celebraba con gritos.

Si existía algún hielo por romper, este se derritió de inmediato con el calor que se apoderó de la venas de la intérprete, la cual no dejaba de sacudir su cuerpo.

La energía siguió ascendiendo con una de sus piezas más movidas, Al son del tambor, dedicada a su fallecido padre, El Pescaílla.

Fuera boa. El aditamento quedó en el suelo, a Rosario ya le estorbaba y se lo arrancó de su cuello.

“Costa Rica desde luego que ya tengo algo contigo. Desde mi corazón va esto. Gracias por sentirme y dejarme estar aquí”, dijo la vocalista antes de cantar Algo contigo.

Ella le ponía el micrófono al público, el cual intentaba alcanzarlo con la fuerza de sus gargantas. No importaba que había un lago entre los dos.

“Hay canciones que llegan al corazón y que escuchaba desde chiquita”, contó la cantautora antes de interpretar Te quiero, te quiero, un tema popularizado a finales de los 60 por Nino Bravo y que incluso su madre, la Farona Lola Flores, también grabó.

“Mi voz igual que un niño, te pide con cariño ven a mí y abrázame, porque te quiero, te quiero, te quiero…”, la acompañó el público durante el coro del tema.

Fuera blusa. La cantante se despojó de una prenda revelando una ajustada camiseta y un chaleco negro encima de esta.

Le llegó el turno a Mucho por vivir, el tema que le dio nombre a su álbum de 1996 y uno de los más exitosos de su carrera. La terminó cantando arrodillada y luego le tiraba besos a sus seguidores.

“Esta canción que sigue, me la mandaron desde el cielo, fue la primera que compuse”, recordó. Con Qué bonito hizo un sentido homenaje a su fallecido hermano Antonio Flores, quien escribiera para ella sus primeros temas. Al concluirla mandó un beso al cielo. Más fuerza. Tras este intenso momento la energía se volvió a apoderar del escenario con el tema Estoy aquí, uno de sus primeros grandes éxitos.

Fuera inhibiciones. La cantante se dio medio vuelta y empezó a sacudir su sentadera, provocando algunos gritos de celebración entre la gente y otros se tiraron a bailar.

“Me hacéis muy feliz. Tengo la dicha de poder hacer lo que me gusta y si os llego un poquito al corazón, yo ya he ganado”, confesó.

Cómo quieres que te quiera fue el tema con el que Rosario confesó su cariño por esta tierra. “Costa Rica te tengo que querer, porque tú me quieres”, aseveró.

Lo mejor todavía estaba por venir. Con Quiero cantar dejó salir su instinto felino en el escenario al pasearse de un lado al otro del mismo mientras bailaba.

Esa misma energía se mantuvo en Muchas flores, con la cual ya toda La Sabana se terminó de poner de pie y la acompañaron con sus bailes. “Marcha, marcha, queremos marcha, marcha”, cantaban todos.

“¡Costa Rica, pura vida! Hasta siempre”, se despidió, pero antes se arrodilló y besó el suelo de la tarima y luego hizo una reverencia.

Era ya sábado, las 12:10 a. m., pero la gente no la quería dejar ir. Como era de esperarse empezó a sonar el “otra, otra” con insistencia.

Unos minutos después volvió para volver a sacudir al público con el contagioso tema Meneíto.

Fuera chaleco. Rosario y su gente, porque el público ya era todo suyo, se apuntaron sin reparos a la fiesta que estaba por concluir.

“No me podía despedir sin esta canción, es un himno a la paz y contra la violencia, la escribió mi hermano Antonio”, anunció antes de interpretar No dudaría.

“Costa Rica los llevo en mi corazón, hasta siempre, gracias”, decía mientras recorría una vez más el escenario como para despedirse de todos, eso sí, sin olvidar sus bailes y hasta un par de saltos.

“Vuelvo pronto, gracias por sentirme, me dáis mucha energía”, finalizó, mientras la gente le tiraba besos y le decía adiós con su mano. Eran ya las 12:20 a. m.

Fuera ella… quién fuera ella.

No Comments

  • dania
    Responder 21 marzo, 2010 1:31 pm

    Estoy muy segura que los amgeles ,esos que ya no se ven pero estan a tu lado Rosario te ban a inspirar , a cada dia ,a cada segundo para que tengas muchos exitos , por siempre, porque eres un magnifico ser humano y a esos seres como tu eres en la tierra ,Dios les da ese privilegio Que Dios te bendiga , gitana maravillosa, te quiere ,Dania.

  • Marcela
    Responder 30 marzo, 2010 10:24 pm

    yo estuv esa noche ahi… no hay palabras para describir lo qUE ROSARIO TRANSMITE , es una diosa y esa noche se llevo el corazon de Costa iRica en sus manos….. bella, simpática e inigualable….

Post a Comment