La artista inició la gira de su nuevo disco ‘Raskatriski’ con una actuación memorable en el Teatro Auditorio · El público disfrutó a lo grande y en algunos momentos se puso de pie y se lanzaron a bailar

Impresionante. Con una sola palabra se puede calificar el concierto ofrecido por Rosario Flores el sábado en el Teatro Auditorio de Roquetas de Mar. La menor de la saga de los González Flores llegó, actuó y convenció al público que salió fascinado tras hora y media de concierto del poderío que tiene la cantante sobre el escenario.

Fueron 90 minutos sin cesar de cantar y bailar como pocos saben hacer sobre las tablas. Rosario Flores causó una gran sensación, en el primer concierto realizado en el Auditorio de Roquetas de Mar.

Flores hizo un concierto intenso y mezclando los temas de siempre con los de su próximo disco que saldrá en unos días que se titula Raskatriski. La artista comenzaba el sábado en Roquetas su nueva gira que le llevará por medio país para ofrecer un concierto que llega a poner al público en pie, y donde hay siempre un gran recuerdo a Antonio Flores, cuando hace temas que llegan al alma como No dudaría. «Tenía muchas ganas de volver a estas tierras. Os voy a cantar un poquito de antes y un poquito de las nuevas canciones de mi disco. Las nuevas canciones han salido de mi corazoncito y espero que os lleguen al corazón», de esta manera comenzaba Rosario su concierto en Roquetas. Hizo Estoy cambiando y Hoy no. Luego cantó el tema nuevo Agüita del río para comenzar su particular recital de baile con Al son del tambor, una rumba que hacía presagiar un conciertazo.

Luego esta gran artista que ya participara en un rodaje en Almería en el año 1990 junto a Antonio Banderas y Emma Suárez hizo otros temas como Algo contigo y Te quiero, te quiero recordando a Nino Bravo y Oye mi son. Rosario miró al cielo y recordó a su hermano Antonio cuando interpretó uno de los temas más bellos de toda su discografía como Que bonito.

En este concierto no podía faltar la canción Raskatriski. Rosario Flores explicó el público el origen de este tema. «Raskatriski es una rumba que me cantaba mi padre cuando era chiquitita». La artista siguió con su repertorio y subrayó que «en este disco hay una serie de canciones todas ellas muy bonitas. Hay una muy especial que se titula Yo quiero vivir todo’, porque la vida es maravillosa y hay que vivirla a tope». Luego hizo la Rumba del Bongó, donde Rosario dio otro recital de baile sobre el escenario.

Para finalizar el concierto hizo el blues Quiero cantar y acabó con No dudaría, uno de los grandes temas de este repertorio, canción que compuso Antonio Flores, uno de los más grandes músicos que ha dado España.

Pero el público como siempre no quería marcharse todavía, por lo que pidió a Rosario y sus músicos que volvieran a salir al escenario. Esta lo hizo para rescatar temas como El Gato y Mía mamma. También cantó De Ley, Sabor, sabor y concluyó con todo el Auditorio en pie haciendo la canción Muchas flores, tema con mucha marcha.

Tras el recital, Rosario se mostraba muy feliz de este concierto con el que abría gira del nuevo disco. Algunos de sus fieles seguidores y el club de fans acudieron a los camerinos para saludarla y hacerse una foto. Ella estuvo firmando autógrafos y se mostró encantada de estar en Roquetas.

enlace de la noticia: http://www.elalmeria.es/article/ocio/898745/rosario/flores/causa/sensacion/entre/sus/fans/con/su/musica/y/baile/roquetas.html