Por África Vilches
Decenas de melillenses acudieron ayer a un espectáculo que no paso inadvertido para nadie, toda vez que el público disfrutó de una velada en la que la artista Rosario, una de las grandes de la canción en nuestro país, compartió el escenario del Auditórium Carvajal con los hermanos gaditanos Kiko y Shara. Además, los espectadores tuvieron la oportunidad de escuchar, gracias al cantante brasileño Gianco, numerosos temas de musicales tan conocidos como La Bella y la Bestia, Fama, Jesucristo Superstar, Mamma Mía u Hoy no me puedo levantar, entre otros.

El Auditórium Carvajal se volvió ayer a vestir de gala para acoger uno de los conciertos más importantes del verano. La Gala de los Musicales traía a Melilla a Rosario, Kiko y Shara, así como los temas de los musicales más famosos de la historia.

Rosario
El ‘conciertazo’ arrancó con la actuación de la pequeña de la familia Flores. Rosario encandiló al público melillense gracias a sus temas de toda la vida y, muy especialmente, a las canciones de su último álbum ‘Parte de mí’, en el que se recogen aquellas que han formado parte de su vida. Temas de Joan Manuel Serrat, Camilo Sesto, Antonio Vega, Cecilia, Manzanita o Juan Luis Guerra.

La artista madrileña derrochó fuerza y pasión sobre el escenario del Carvajal, que se quedó pequeño para acoger todo el sentimiento que desprendió Rosario. La hija pequeña de ‘La Faraona’ quiso, además, homenajear a su hermano, Antonio, y a su madre, Lola Flores, tanto así que las canciones ‘No dudaría’ y ‘Cómo me la maravillaría yo’ se convirtieron en dos de los momentos más emotivos de la velada.

Musicales
No hubo tiempo para aburrirse porque, cuando Rosario se despidió del público melillense, comenzó la hora de los musicales. Siete bailarines y la gran voz de Gianco hicieron vibrar a los espectadores congregados en las gradas del Auditórium.

Los temas principales de musicales como La Bella y la Bestia, Fama, Jesucristo Superstar, Mamma Mía u Hoy no me puedo levantar consiguieron arrancar los aplausos de los melillenses en un espectáculo muy dinámico que, con sólo 45 minutos de duración, logró que el Auditórium Carvajal se vistiera de auténtica gala.

Kiko y Shara
Los últimos en salir al escenario fueron los hermanos Kiko y Shara. Con tan sólo dos discos en el mercado, estos gaditanos hicieron que la noche melillense se llenara de «sentimiento y letras profundas» a través de unas canciones que el público siguió a la perfección.

En este sentido, ‘Pudo ser’ arrancó numerosos aplausos del público que no se quiso perder un concierto de tal magnitud, pero, además de recordar temas de su primero disco ‘Kiko y Shara’, los dos hermanos, de 21 y 22 años, dieron a conocer las canciones de su segundo disco ‘Una de dos’ con el que están consiguiendo un sinfín de éxitos.