JOSE M. MARTINEZ ARGANDA DEL REY (MADRID) 05.07.2008

El escenario Mundo del Rock in Rio Madrid ha abierto la penúltima jornada del festival con el espectáculo Flamenco All-Stars. La Negra ha calentado los motores con un primer tema titulado Inevitable, en el que más tarde ha compartido tablas con Antonio Carmona, Pitingo y Rosario Flores.

Con reminiscencias flamencas, el soul de la Negra ha conseguido que muchas mujeres corearan y bailaran al son el estribillo. Tras La Negra, ha aparecido en escena Pitingo, acompañado del London Community Gospel Choir y la guitarra de Juan Carmona, ex del mítico Ketama. Pitingo ha conectado con el público tocando temas de su fresca Soulería, el último álbum del artista en venta.

El cantante onubense ha arrancado con De Ayamonte a Missisipi, una versión flamenca de Mammy Blue, de Los Pop Tops con el que se ha metido al público en el bolsillo, que coreaba el estribillo. Pero la apoteosis ha llegado con la versión de Killing Me Softly, el tema que fuera popularizado por Roberta Flack. Pitingo ha añadido alma flamenca y cante jondo a esta canción. El coro gospel ha fusionando una vez más flamenco y soul, creando una sublime alma mestiza negra y gitana.

Pitingo se ha despedido con Yo viviré, otra versión, esta vez del mítico I will survive de Gloria Gaynor.

Antonio Carmona, a sus 41 años, ha sido el artífice de este encuentro de las más grandes estrellas del flamenco contemporáneo, se ha entregado al público, al que ha ofrecido dos temas de su nuevo disco, el primero en solitario tras haber formado parte de Ketama durante casi 20 años.

Carmona ha estado brillante con las dos primeras canciones de su nuevo álbum, dedicado a las madres y a la inmigración, y ha levantado al público cuando ha interpretado Vente pa Madrid, que la gente se ha animado a corear.

Rosario ha tomado el relevo a Carmona con un disco en el que interpreta canciones de su madre, Lola Flores, y de su hermano Antonio. Con Cómo me la maravillaría yo ha revivido un tema que su madre ya interpretó mucho antes de que naciera la mayoría del público presente en el escenario.

A continuación ha llegado Muchas flores, con el que el público ha conseguido que todo el mundo acompañara con las palmas. La emoción ha llegado con No dudaría, de su hermano Antonio. Jóvenes y mayores han cantado al unísono la canción con la artista, visiblemente emocionada.

El espectáculo ha terminado con todos los artistas en el escenario bailando y palmeando al son del cante de Pitingo. Todo un espectáculo flamenco de calidad en la fiesta del rock.