fbpx
 

ARTICULO EN ABC -RUEDA DE PRENSA

ARTICULO EN ABC -RUEDA DE PRENSA

Rosario: «Soy carne de escenario»

 

Rosario interpretó ayer, ante los medios de comunicación, varios temas de su último disco
POR SUSANA GAVIÑA
FOTO: DE SAN BERNARDO
MADRID. «¡Venga! ¡Vamos, vamos ya!» Rosario Flores jalea a los fotógrafos mientras estos descargan una lluvia de flashes sobre ella en el escenario del Tablao los Canastero, donde tantas veces actuaron sus padres, Lola Flores y el Pescaílla. A él se subió ayer la pequeña de los Flores para presentar su nuevo trabajo discográfico, «Parte de mí», en el que versiona temas tan populares como «Por tu ausencia», de Manzanita; el bolero «Algo contigo», de Chico Novarro; «La distancia», que enamoró a tantos en la voz de Roberto Carlos; «No dudaría», que interpretó su hermano Antonio; «Te quiero, te quiero», de Nino Bravo; «Nada de Nada», de Cecilia y «Palabras de amor», de Serrat (se lanzará una edición especial del disco en Cataluña, en el que Rosario interpreta el tema en catalán), entre otros.
Todos las canciones que componen este disco, hasta un total de diez, forman parte de la banda sonora de la infancia de la artista: «Me he criado con ellos. Estos y muchos más -afirma-, por lo que me ha resultado difícil la elección», y deja una puerta abierta a la posibilidad de grabar un segundo volumen. Confiesa también que este disco «es un regalo para mis fans a los que sé que les gustó mi «Lucía» y que querían un disco de versiones». Un trabajo que ha realizado «con humildad y respeto» pero también «a mi manera. Las he hecho muy mías». Y es que la cantante asegura que cuando se acerca a estas canciones no las piensa, «prefiero sentirlas».
En «Parte de mí», la artista muestra sus dos «tesituras». «Soy una mujer fuerte pero también soy una mujer suave». Por eso mismo, los temas más románticos, como «Algo contigo» o «Palabras de amor» están acompañados por otros con más ritmo, como «Ojalá que llueva café» de Juan Luis Guerra, o «Como me la maravillaría yo», que cantaba su madre, canción que demuestra que «Lola fue la primera rapera de este país». En cuanto a la canción, «No dudaría», que hizo famoso a su hermano Antonio, subraya que no se trata de un homenaje sino que está ahí «porque es un himno contra la violencia, y merece estar en este disco». Rosario parece estar atravesando su mejor momento personal y profesional, aunque ella opina que tan solo está «a mitad de camino. Me queda mucho por hacer». Su próximo proyecto, una vez que concluya la gira de conciertos que comienza el viernes en el madrileño Teatro Albéniz y que la llevará a Hispanoamérica, será un disco en directo, «algo que me apetece mucho porque soy carne de escenario». Un proyecto que dejó aparcado cuando se quedó embarazada -embarazo que se frustró-. «Decidimos hacer un disco más tranquilo por mi estado. Al menos salió algo bueno de aquello, este trabajo», recuerda. En cuanto a volver a hacer cine tras su experiencia con Pedro Almodóvar en «Hable con ella», asegura que le encantaría, «pero estoy muy encasillada por mi físico». Y no descarta trabajar junto a su hermana en el futuro.
Rosario no elude ninguna pregunta personal. Sobre su marido afirma que es «lo mejor que me ha dado la vida. Me llegó en un momento muy bonito»; y sobre sus hijos, que no le importaría que fueran artistas, «la mayor todavía es muy joven, tiene 11 años; y el niño, que es la cosa más bonita, ya toca el cajón que le ha regalado Antonio Carmona».

No Comments

Post a Comment